Hoy se celebra en nuestro país el Día del Médico Rural en honor a Esteban Laureano Maradona «El Doctorcito Dios»

COMPARTA NUESTRAS NOTICIAS

Cada 4 de julio se celebra el Día del Médico Rural en Argentina en homenaje al recordado Esteban Laureano Maradona: “el Doctorcito Dios”, un ejemplo de solidaridad y altruismo en el desempeño de la profesión, sirviendo a los más necesitados con total entrega.

El 4 de julio es el Día Nacional del Médico Rural en Argentina. La fecha se instituyó por ley Nº 25.448 del año 2001, en conmemoración del natalicio de Esteban Laureano Maradona, médico, naturalista, escritor y filántropo argentino.

Los médicos rurales son médicos generalistas, tienden a tratar a las personas de manera integral y personalizada, teniendo en cuenta su entorno social y sanitario. Se alejan de las ciudades y las comodidades de centros de salud mejor equipados y con mayores recursos, para asistir las necesidades de las personas, allí donde la salud no sólo depende de factores biológicos  sino que también de factores sociales, económicos, culturales, psicológicos y ambientales.

ESTEBAN LAUREANO MARADONA: EL “DOCTORCITO DIOS”

Maradona nació el 4 de julio de 1895 en la localidad santafesina de Esperanza y falleció en el año 1995, a poco de cumplir los 100 años.

Se había graduado de médico con diploma de honor en la Universidad de Buenos Aires y mientras estudiaba fue discípulo de Bernardo Houssay, quien fue galardonado con el premio Nobel de Medicina.

Vivió durante 50 años en Estanislao del Campo, una localidad del interior de la provincia de Formosa, donde ejerció la medicina renunciando a todo tipo de honorarios, sirviendo a las comunidades más necesitadas, como los pueblos indígenas, por lo que fue llamado el “médico de los pobres”.

No sólo brindó asistencia a los nativos, sino que además estudió sus costumbres e incorporó a sus conocimientos los de la medicina tradicional aborigen.

El doctor Maradona ejerció durante más de cincuenta años la medicina en Estanislao del Campo, un paraje distante en la provincia de Formosa. Hoy, parece mentira que luego de casi 100 años, los profesionales de la salud sigan pasando por las mismas carencias y desafíos a los que el «Doctorcito Dios» (como lo llamaban),  hacía frente con su gran labor humanitaria

El otro Maradona, el Doctor Dios

La vida de Esteban Laureano Maradona se resume como un ejemplo de altruismo, destacándose su colaboración con las comunidades indígenas en los aspectos sanitario, económico, cultural, humano y social.

Además de escribir libros sobre antropología, flora y fauna del medio en el que vivió, fundó en Formosa la primera escuela bilingüe del país, donde se impartían clases con utilización de la lengua nativa.

La siguiente frase, dicha por Maradona, expresa su pensamiento sobre la profesión del médico y su manera de vivir y servir al prójimo:

“Si algún asomo de mérito me asiste en el desempeño de mi profesión, este es bien limitado, yo no hice más que cumplir con el clásico juramento hipocrático, de hacer el bien a mis semejantes”.

Fue propuesto por la Universidad de Formosa como candidato al Premio Nobel de la Paz en tres oportunidades. Aunque no obtuvo esa distinción, recibió de la Organización de las Naciones Unidas el premio Estrella de Medicina para la Paz.

El otro Maradona: se cumplen 26 años del fallecimiento del “médico de los pobres” | CHACO DÍA POR DÍA

Entradas relacionadas

Deja tu comentario