Retoman la búsqueda de Andrea Lagos en inmediaciones de su vivienda

COMPARTA NUESTRAS NOTICIAS

Efectivos del Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales (SPLIF) y efectivos policiales retomaron la búsqueda de Andrea Valeria Lagos en la barda del arroyo Ñireco, en inmediaciones de la vivienda donde reside junto a su pareja.

Las actuaciones, que coordina el Ministerio Público Fiscal, se desarrollan desde este jueves a la mañana y en el marco de las mismas se realizaron distintos allanamientos para intentar obtener pruebas que orienten a los investigadores a dar con su paradero.

Andrea se retiró de su casa el martes pasado a la mañana y desde entonces se desconoce su ubicación.

La fuerza policial recibió numerosos llamados de personas que aseguran haberla visto, aunque los datos fueron chequeados y hasta ahora no se lograron avances en la causa.

La denuncia fue radicada el miércoles a la tarde por la pareja de Andrea, quien se presentó en la Comisaría 2º para informar sobre su desaparición.

Demoraron a la pareja de la mujer desaparecida desde el martes

El Ministerio Público Fiscal dispuso la demora preventiva de la pareja de Andrea Valeria Lagos, quien se retiró de su casa el martes a la mañana y no regresó.

Fuentes del caso aclararon que el hombre, que es quien radicó la denuncia por la desaparición, no está imputado en causa alguna aunque su alojamiento en una dependencia policial forma parte del manual de procedimiento que impulsa la unidad fiscal que tiene a cargo la causa.

En el marco de las tareas de búsqueda, la misma dependencia judicial ordenó tres diligencias de allanamiento que se cumplimentaron durante la jornada.

La primera de ellas se realizó en la vivienda que la mujer compartía con su pareja, en Radales al 1100, donde personal del Gabinete de Criminalística de la policía y la perito judicial Carolina Uribe, realizaron una requisa minuciosa de la casa.

Fuentes del organismo judicial confirmaron además que otro de los allanamientos se realizó en una Iglesia Metodista a la que acudía la pareja e incluso desde la vivienda se secuestraron dos biblias.

El tercer allanamiento se hizo en otra casa particular, de la que no trascendió su ubicación.

Efectivos policiales del Cuerpo de Investigaciones Judiciales trabajaron durante todo el día tratando de encontrar elementos útiles para la pesquisa, en tanto que un perro de rastreo de esa repartición trabajó en la zona.

Las intermitentes lluvias de toda la jornada dificultaron la labor del can, por lo que los resultados no fueron óptimos.

 Efectivos del SPLIF se sumaron a la búsqueda y rastrillaron la barda del Ñireco, cerca de la vivienda donde reside Lagos.

La denuncia por la desaparición de la mujer, de 37 años, fue radicada este miércoles a las 17, es decir 30 horas más tarde de su desaparición

Entradas relacionadas

Deja tu comentario